Menu

Acicas Runners Acicas Runners Author

Web de Atletismo en Español, donde nuestra mision fundamental es informar noticias, articulos, tips, entrenamientos, calendario de carreras, videos, y tips sobre el running

Para mas informacion visita www.acicasrunmex.com

Siguenos en nuestras paginas en Facebook 

Acicas Runners https://www.facebook.com/acicasrunmex/

Atletismo Pista y Campo https://www.facebook.com/Atletismo-Pista-y-Campo-1432285873679620/

Videos de Atletismo https://www.facebook.com/Videosatletismomx/

Convocatorias de Atletismo https://www.facebook.com/Convocatorias-Carreras-de-Atletismo-261395394036397/

Runing Mexico https://www.facebook.com/runningmex/

En Twitter https://twitter.com/acicasrunmex 

En Youtube https://www.youtube.com/channel/UCPRnYEfRhxq4l8kilPaLznQ


Title: La Psicologia del Deporte: UN POCO MENOS DE PRESIÓN NO ESTÁ MAL
Author: Acicas Runners
Rating 5 of 5 Des:
- Lo que se necesita es preparación mental… - Lo que les hace falta es una mentalidad ganadora… - Sólo van a las competencias a pa...





- Lo que se necesita es preparación mental…
- Lo que les hace falta es una mentalidad ganadora…
- Sólo van a las competencias a pasearse…
- Seguramente están más pendientes de los patrocinadores que de competir…

Les compartimos este Articulo muy interesante, Autor: Margarita Cerveño, de su blog la Psicologia del Deporte, la fuente del enlace se encuentra al final del texto.

Los comentaristas de deportes, en las charlas entre amigos, en las discusiones que pretenden arreglar el mundo y en cualquier lado hay opiniones respecto de los resultados de los deportistas, y en estos mismos espacios hay múltiples respuestas que suelen basarse en ideas populares, más que en la realidad que el deportista vive.

Valoramos a los deportistas por los partidos ganados, por las medallas obtenidas o los premios que consiguen. Y ciertamente eso es lo que se nota. Sin embargo, hay mucho de fondo detrás de una medalla.

Los días de la semana transcurren en función del plan de entrenamiento, de la etapa de preparación en la que se encuentren, de las cargas de trabajo. Los días pasan entre la 1ª, 2ª y hasta la tercera sesión de entrenamiento, de terapias físicas, entrenamientos y sesiones psicológicas; además de mantener su vida personal en el más adecuado equilibrio (en el mejor de los casos), las relaciones con los entrenadores, sus estudios y su esparcimiento. Todo esto sumado a una nutrición en la que los antojitos, los refrescos, papitas y cervezas no son opción. Además tienen a patrocinadores con los que tienen que compartir tiempo, charlas en las empresas, la foto publicitaria, eventos sociales y todo aquello a cambio de que se les apoye. Y también los vecinos y amigos que cuando van a competir les dicen alegremente: te traes una medalla, ¿eh?

Esta es la vida de los deportistas de alto rendimiento y la de los profesionales. Desde luego que no es fácil.

Claro que cada quien es libre de elegir la actividad que quiera; sin embargo, el que tú hayas elegido antropología, otro arquitectura o alguien comercio o yo psicología del deporte, nos pone en una situación más “de mercado”. Podemos trabajar en lo que nos preparamos o –por la razón que fuere- dedicarnos a otra actividad, siempre que satisfaga nuestras necesidades y nos permita vivir dignamente. Los deportistas, en cambio, no les es fácil ni posible cambiarse de actividad sólo porque no ganan lo suficiente en la que están o porque simplemente se aburrieron y quieren probar otras cosas. Un lanzador de jabalina, por ejemplo, que quisiera cambiar de disciplina a lanzamiento de bala, deberá entrenar por años para lograr adaptarse a la técnica y estar en un nivel competitivo para acceder a una beca modesta mientras se especializa; pero si quisiera cambiar a basquetbol o a esgrima, las posibilidades de lograr rápidamente avances y en consecuencia apoyos, becas o premios, serían aún más remotas (sin afirmar que imposibles).

Este ejemplo es sólo una muestra de lo que el atleta que destaca debe asumir al estar en un deporte con exigencia: entrenamientos, disciplina, cuidados generales, descansos, nutrición, más entrenamientos psicológicos, avances lentos, cansancio, lesiones, rehabilitación. Y aunque en ocasiones tenga disgustos con su entrenador o la etapa del entrenamiento lo aburra y/o los materiales para la disciplina estén en malas condiciones, además que los apoyos lleguen a cuenta gotas; aunque tengan una dificultad familiar o un contratiempo personal, un atleta de alto rendimiento sigue, y sigue, y sigue persiguiendo una meta que tiene tatuada en su cuerpo y en su mente: ganar en una competencia internacional, lograr ser seleccionado para unos juegos Centroamericanos, luego a juegos Panamericanos y lograr representar al país en Juegos Olímpicos o Paralímpicos para competir contra los mejores atletas del mundo y aspirar al podio.

Y cuando logra una hazaña tal que lo lleva a tales competencias, ya no son sólo los patrocinadores los que requieren de su presencia e imagen; ahora todo el país espera que logre una medalla, porque si no… otra vez estos deportistas que dicen que se preparan como nunca y logran lo de siempre…
Los atletas que se preparan y logran estar en esas competencias en donde llegan a participar hasta 204 países (JJOO y JJPP Londres 2012), competirán contra una cantidad enorme de atletas que van, también, por una medalla. UNA MEDALLA, que pelearán cada uno de los países para llevársela a casa. Los mejores atletas del planeta van por una presea de oro, una de plata o una de bronce. No hay más. Y cada atleta tiene una presión enorme: país, familia, federaciones, prensa, patrocinadores, ellos mismos.

Me pregunto si nosotros – los que no somos atletas de alto rendimiento- ¿podríamos con la disciplina, el dolor, el entrenamiento arduo, el cansancio físico y psicológico; la alimentación, las fiestas no festejadas, la presión, las exigencias, el poco dinero, las lesiones y las muchas necesidades?.
Cuando un atleta de los nuestros esté preparándose para una competencia o si ya es seleccionado nacional o si tiene el pase para los Juegos Olímpicos o Paralímpicos, hay que darle muestras de apoyo, desearles éxito en su participación y verlos ya como un grande del deporte. Ya tienen mucha presión encima; un poco menos ayudará

Fuente: http://www.lapsicologadeldeporte.com.mx/un-poco-menos-de-presion-no-esta-mal/

Espacio para anunciarse

Publicar un comentario

 
Top